Leche infantil: alimenta a tu bebé

La alimentación de los bebés es fundamental, sí bien los primeros seis meses recomiendan la leche materna, hay también formulas con las que se pueden alternar para cumplir el régimen alimenticio del bebé.

Podrás conseguir una amplia gama de leches infantiles, una que se adapte a las exigencias de tu bebé y a cada etapa por la que pasa, sin embargo es necesario consultar con el pediatra para saber cuál es la indicada.

Tipos de leche infantil según su derivación

Lo más común es que las leches de formula estén elaboradas a base de leche de vaca, con modificaciones por supuesto, ya que el bebé no puede tolerar ni digerir la leche de vaca por completo al menos hasta el primer año de vida.

Como algunos bebés no toleran las leches infantiles a base de leche de vaca Novalac ha creado una derivación de la leche de soja, ésta es de proteína vegetal y ayuda a disminuir los cólicos.

Sí tú bebé tiene requerimientos aun más específicos porque es intolerante a la lactosa, sufre de alergias o incluso nació prematuro puedes conseguir también leche de formula sin lactosa, hipoalergénica o fortificante de la leche materna.

Tipos de leche infantil según su preparación

Aunque la versión de leches infantiles más conocida y usada es en polvo, también se encuentran en el mercado leche lista para tomar y leche líquida concentrada.

Como se nombra la leche lista para tomar sólo debes dársela a tu bebé, es mucho más cómoda pero también más costosa. La leche líquida concentrada puede considerarse también cómoda pues solo tienes que mezclarla con partes iguales de agua.

Mientras que la leche de formula en polvo debes medirla y diluirla en agua, esto te permitirá tener un control más preciso de la ingesta de tu bebé, es la mejor opción para complementar y reforzar su alimentación.

Tipos de leche infantil según las edades

Luego del nacimiento, los bebés siguen desarrollando sus sistemas y por eso necesitan diferentes formulas según la etapa que se encuentren.

La leche 1 de inicio está destinada a bebés de 0 a 6 meses, está formulada para poder sustituir la leche materna para aquellas que no estén en la capacidad de dar pecho a su bebé o que quieran alternarla.

Leche 2 de continuación, está es la indicada para los bebés de 6 a 12 meses, etapa donde los niños requieren de un mayor aporte calórico y proteico. Durante esta etapa el bebé puede comenzar a ingerir otros alimentos.

La leche 3 de crecimiento es para niños a partir de los 12 meses, donde la leche es un complemento nutricional que aporta vitaminas y ácidos grasos esenciales.