EL IMPUESTO DE MATRICULACIÓN EN ESPAÑA.

Cuando compras un coche nuevo una de las cosas que más nos duele pagar es el ya famoso impuesto de matriculación. Este impuesto lo pagamos única y exclusivamente a la hora de comprar un vehículo en España, ya sea nuevo o de segunda mano si viene de otro país, que no cumpla un determinado tipo de características.

Si nos queremos ahorrar un dinerito y sobre todo evitar tener que calcular el impuesto de matriculación debemos saber qué características debe cumplir nuestro  futuro vehículo para evitar el pago de dicho impuesto.

CARACTERÍSTICAS PARA ESTAR EXENTO DEL PAGO DEL IMPUESTO DE MATRICULACIÓN.

El impuesto de matriculación depende de la cantidad de emisiones que el coche lance a la atmósfera  y según una tabla de baremos se calculará lo que el coche debe pagar. El cálculo de la tasa se divide en cuatro tramos según las emisiones del vehículo:

  1. Los vehículos que emitan  a la atmósfera 120gr/km de CO2 o una cantidad inferior pagarán un 0%. Este tipo de vehículos está exento de pagar el impuesto de matriculación por sus bajas emisiones.
  2. Los vehículos que emitan a la atmósfera desde 121 gr/km hasta 159 gr/km de CO2 pagarán un 4,75% del precio total del vehículo.
  3. Los vehículos que emitan a la atmosfera desde 160 gr/km hasta 199 gr/km de CO2 pagarán de impuesto de matriculación el 9,75%  del precio total del vehículo. En este tramo entran coches que ya son peligrosamente contaminantes, suelen ser coches con un determinado número de años.
  4. Los vehículos que emitan a la atmosfera más de 200 gr/km de CO2 pagarán el 14,75% del precio total del vehículo. En este tramo están los coches que son muy contaminantes, por lo general coches muy antiguos de alta cilindrada.

Si tienes el carnet de familia numerosa el impuesto de matriculación tendrá una bonificación del 50%, por lo que si tienes 2 hermanos más es interesante mencionarlo a la hora de comprar un coche.

Para realizar el pago debes saber que se hace en la agencia tributara rellenando los formularios 576, 06 o 05.

Hoy por hoy 8 de cada 10 coches nuevos que se compran están exentos de pagar dicho impuesto por lo que debemos preocuparnos únicamente cuando compramos un coche de segunda mano de alta cilindrada con un número de años superior a 10.