¿Cómo combatir una crisis de ansiedad?

La ansiedad es algo con lo que absolutamente todos vivimos, la diferencia está en el nivel con que llega a afectarnos a cada uno de nosotros llegando incluso a convertirse en una crisis de ansiedad que no es otra cosa que una respuesta de nuestro organismo que obedece a la sensación de miedo, angustia e inseguridad por alguna situación en particular.

crisis-ansiedad

¿Qué hacer ante una crisis de ansiedad?

La recomendación más importante para combatir una crisis de ansiedad es quizá algo que pocos psicólogos recomiendan, el no hacer absolutamente nada.  Cuando se presenta una crisis de ansiedad, la angustia generada puede llegar a límites que pocos soporten, pero esto disminuye de forma radical después de algunos minutos y tratar de que esta situación se vea alterada puede producir una nueva crisis aún más potente.

Los pensamientos positivos y una buena imaginación son armas que podemos emplear para combatir la ansiedad cuando esta ya está en los momentos finales. Recordemos que nuestra mente se distrae con facilidad y utilizar esto como arma ayudará a que la ansiedad se vea sacada de nuestro ser con mayor rapidez, en vez de esperar a que los niveles de ansiedad disminuyan poco a poco. El reconocer que nos encontramos en una crisis y que en poco tiempo está se irá también es una de las pocas tácticas que ayudan a liberarnos de los instantes finales de la ansiedad.

¿Qué no hacer ante una crisis de ansiedad?

Saber qué no hacer cuando estamos experimentando una crisis de ansiedad es mucho más importante ya que una mala decisión podría terminar causando que tengamos una segunda crisis que puede ser mucho más fuerte que la crisis previa.

La primera recomendación es justamente hacer lo contrario a lo primero que se nos ocurre hacer cuando somos víctimas de una crisis, huir; esto sólo alimentará de más temor a la crisis y prolongará los efectos que tenga sobre nosotros. También, es bueno poner nuestra mente en blanco y no hacer caso a los ejercicios para luchar contra la ansiedad que encontremos en la Internet y la razón es simple, si bien es cierto que una crisis de ansiedad puede llegar a durar hasta 30 minutos, no es sino en los primeros 4 en los que el punto más alto de ansiedad es alcanzado y tratar de disminuir esta ansiedad puede que nos ponga aún peor al ver que no somos capaces.