Goza de una Buena Salud Bucal

Tener una buena salud bucal abarca muchas cosas, no es solo cepillarse los dientes adecuadamente, también se debe asistir a consulta odontológica por lo menos dos veces al año, realizar una limpieza profunda con el odontólogo a fin de eliminar el sarro, entre otras cosas.

Pero la salud bucal también implica el tener todos los dientes completos y en buen estado, si se pierde algún diente o está en muy mal estado, lo más idóneo y conveniente es reemplazarlo por medio de un implante dental.

Un implante dental está conformado básicamente por una base metálica, la cual está confeccionada en titanio, que se fija al hueso maxilar o a la mandíbula según sea el caso, para que luego sirva de soporte fijo para colocar la corona o el diente artificial.

Existen diversos Tipos de implantes dentales que son más adecuado para uno u otro caso, pero esto lo determinará el odontólogo, quien es el profesional capacitado para evaluar al paciente y determinar el procedimiento y el implante a utilizar.

Entre los tipos de implantes están los implantes cónicos y los implantes cilíndricos; un buen implante bien colocado en manos profesionales puede durar entre veinte y treinta años.

Cuidados después de la colocación de un Implante dental

Luego de haber pasado por una cirugía de implante dental se deben tener ciertos cuidados para que el post operatorio sea satisfactorio y el paciente se recupere rápido.

Evite realizar enjuagues bucales ya que se pueden caer los puntos de la sutura y sangrar abundantemente, en cuanto al cepillado este debe ser muy suave, lo ideal es utilizar un cepillo de cerdas suaves y tener mucho cuidado cuando se cepille el área del implante.

Las próximas 3 horas después de la cirugía es contraproducente ingerir cualquier tipo de alimentos o bebidas, ya que se puede irritar la zona, los días posteriores se debe comer alimentos blandos que no requieran de gran esfuerzo para masticar y se debe evitar por completo el fumar, ya que el tabaco irrita los tejidos.

Si acostumbra a realizar actividades físicas lo mejor es que las suspenda por dos semanas, y solo comenzarlas previa autorización del odontólogo quien es el que determinará cuando es seguro hacerlas.

Lo más importante de todo es mantener un control odontológico adecuado luego de la colocación del implante, así estará seguro de que todo está bien y si llegara a ocurrir algún inconveniente este se puede corregir a tiempo.