Consejos para cambiar la bomba de agua

La bomba de agua es una pieza fundamental para que la temperatura de funcionamiento de tu coche sea la correcta. Para conseguir una bomba de agua de segunda al mejor precio lo más recomendable es visitar despiecesde, porque tendrás las mejores piezas de recambio para tu vehículo.

Sin embargo, puede que quieras hacer el cambio de la bomba de agua por tu cuenta, para no asumir los altos costes que implica un taller. Por este motivo, el día de hoy te voy a dar algunos consejos para que tengas éxito en la reparación.

¿Cómo se cambia la bomba de agua?

Para cambiar la bomba de agua tienes la opción de llevar tu coche a un taller especializado y que allí se encarguen de todo el proceso. Pero, esta es la opción más costosa, y el coste de la reparación puede llegar a ser de hasta 1000 euros dependiendo del modelo de tu coche.

Al hacer la reparación por tu cuenta, únicamente tendrás que asumir el coste del repuesto que está entre los 80 y los 150 euros. De esta forma podrás ahorrar una gran cantidad de dinero y lo único que tienes que hacer es seguir algunos consejos básicos:

Quitando la bomba de agua

Como una medida de seguridad se recomienda que el coche esté apagado desde la noche anterior para evitar cualquier tipo de inconveniente. En todo caso, así podrás lograr que el coche esté totalmente frío evitando las posibles quemaduras con líquido refrigerante caliente.

También es aconsejable que el coche esté elevado, y una vez que tengas todo en posición, será el momento de proceder drenar el líquido refrigerante. Una vez terminado el proceso, será el momento de quitar las mangueras de la bomba de agua, y proceder a quitar los tornillos de fijación para quitarla del motor.

Instala la bomba de repuesto

Es el momento de iniciar el proceso de instalación que es muy sencillo, simplemente debes colocar la bomba en su sitio con los tornillos de fijación y conectar las mangueras. No sin antes verificar que el modelo de la bomba que acabas de instalar coincida con la que quitaste anteriormente.

Debes continuar con el proceso llenando el sistema con líquido refrigerante y verificando que no exista ninguna fuga. En este momento, debes encender el coche para purgar el sistema, rellenar el faltante de líquido refrigerante y dejar el coche en reposo por 4 horas antes de volver a utilizarlo nuevamente.